Escapar

No pude evitarlo -tampoco quise- y me escapé de nuevo, otra vez, una vez más. No será la última, ni la primera.

Un sitio web WordPress.com.

Subir ↑