Texto Retrospectivo #2.

Muero desgajándome, ofreciéndome a la hoja expectante, intentando confesarme, descubrirme, reinventarme y muero, para revivir otra vez en cada letra que voy amontonando, en las palabras que se oxidan en mi boca, en las frases que voy dibujando mil veces, y una más, en las profundidades de mi ser.

El drama a rayas.

Además: descalza y en corpiño. Así, nunca iba a saber si me iba a quedar bien realmente. Pero era negro, a rayas blancas, nada fuera de lo normal. Nada modía salir pal.

Yo Soy Esa.

Pero no me perdí en una estación de tren. Mi yo no quedó olvidado entre maletas en ningún lugar oscuro. No se mezcló mi perfume entre frutas y verduras en algún ruidoso mercado.

Pájaro Metálico.

Todavía siento que no he parado en ningún lugar, como si estuviera de paso, como si aún no encontrara mi territorio, mi espacio seguro.

Autorretrato

Muchas personas me llaman “valiente”. Yo creo que confunden valentía con irresponsabilidad consciente.

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: