AUTOEDITAR mi libro

Cómo publicar tu propio libro

Como tantos autores independientes, que sueñan con que sus libros lleguen a todos los rincones y a toda la gente, me vi envuelta y mareada en el infinito mundo de las editoriales. Busqué y busqué, por muchos meses, mandé miles de mails anhelando respuestas que nunca llegaron, y toqué muchas puertas para lograr ser aceptada.

Leyendo y leyendo información y opiniones, me encontré con la realidad (que ya la sabía desde hace mucho) que somos miles los escritores/as que buscamos día a día el reconocimiento de grandes y poderosas editoriales. ¿Qué más quisiera yo, que alguien de Anagrama, Penguin Random House o Editorial Planeta, encuentre en su bandeja de entrada un correo electrónico –entre cientos- enviado por mí, que se sienta tentado a leer un manuscrito más -entre cientos- y se enamore completamente? ¿Qué más quisiera que mi libro se convierta en un best seller, que se hagan conferencias y se analicen en las universidades? ¿Qué me hagan entrevistas extravagantes por ciudades extravagantes y que se traduzca en miles de idiomas, si es posible, también en mondoshawan (El quinto elemento de 1997)?

Pero la posibilidad de que eso pase (aún sigo cruzando los dedos y pidiendo deseos en cada cosa supersticiosa que crea) son muy pocas… y lo único que me queda, como a muchos otros, es esperar por meses una posible respuesta, hasta desistir y resignarme, o empezar a buscar para autopublicar. O sea: Pagar.

Al fin, tomé la opción de financiarlo. Si: pagar para que sea publicado.

Parece que no se suele confesar que uno paga para que su libro sea publicado, algo que en un principio también fue mi vergüenza. Mi estúpida y superficial vergüenza. Porque cuando empecé a indagar en la cantidad de autores que están en la misma situación que yo, me dio pena sentir vergüenza. Financiar tu propio proyecto para que salga a la luz, no debería ser algo que deshonre, si uno no apuesta a sus propios sueños, ¿por qué otros lo harían?

Mi primer libro “Confesiones de una irresponsable” es un libro que no se adapta a ninguna ideología editorial, ni a ningún tipo de género literario. Tiene tan solo 84 páginas, algo muy por debajo de lo mínimo que muchas editoriales exigen. No es ficción, no es autoayuda, no es un poemario, no es autobiográfico. Es (lo aprendí en mitad de la búsqueda) un libro híbrido. Y me sonrío, porque no podría existir una definición más perfecta para definirlo. Para definirme a mí.

Así que: mis opciones se achicaron bastante. Y como yo solo buscaba liberar ese libro híbrido de mí, para que volara y que no fuera más mío sino que anduviera irresponsablemente por el mundo, mis expectativas de mercado no eran muy altas. Me interesaba el diseño de tapa, la corrección ortotipográfica y la distribución en distintas librerías de renombre, tanto en España como en latinoamerica. Claro que no tengo forma de comprobar si cumplieron con esa parte del trato. Al menos en internet, en distintas plataformas, podían encontrar Confesiones de una irresponsable. Pero a mí nadie me conoce, y yo dinero para invertir en publicidad invasiva, y para aparecer en las redes sociales todo el tiempo, no tengo. Tampoco conozco todas las herramientas para hacerlo. Es cierto que ahora entiendo un poco más, pero me llevó dos años hacerme una idea. Al final, los pocos ejemplares que llegué a vender, los vendí por promoción propia, en mis pequeñas y acotadas redes sociales, ganando un mínimo porcentaje. Además, el diseño de tapa y la tipografía la diseñé yo, y la corrección de estilo y ortografía fue bastante básica…

No voy a publicar el nombre de la editorial porque todavía tenemos un contrato y -como yo no soy una iluminada con las cuestiones legales- prefiero preservarme y no tener que lidiar con la letra chica que no supe interpretar. Cuando me vea libre de ese contrato, les diré su nombre.

Al parecer, mis bajas perspectivas, me salvó de ser timada a lo grande por los negociantes inescrupulosos, que abusan de la vulnerabilidad de un autor prematuro, que recién empieza a asomar su cabecita al mundo literario.

Pero parece que estafar a los autores que, como yo, buscan ingenuamente ingresar en el mercado literario, es una moda de muchas corporaciones que lucran con los deseos y sueños de quienes sacan las monedas de los rincones.

La cuestión es que, mientras más profundo me hundo buscando información, más justificaciones para no hacerlo encuentro. Al final, financiar tu proyecto para que una empresa “grande” lo comercie, es perder dinero que jamás se verá cubierto en ganancias.

“Entonces ¿Qué? ¿Qué nos queda? Elección o reelección, para mí es la misma mierdacantan los de la Bersuit, y no encuentro nada más acertado. Al final… tengo que vender mi cuero al mejor postor, y yo siempre saldré perdiendo.

Por eso mismo, pensando cómo continuar con mis proyectos sin que queden congelados en mi computador, se me ocurrió la idea de AUTOEDITARME. Hacerme mi propio libro, armarlo de la mejor y más bonita manera para poder venderlo, a un precio que, para el público, no sea un repelente y que esa platita me sirva para comprarme un buen vino y brindar por ellos. Nada más, no pretendo hacerme millonaria.

¿Y cómo hacerlo? ¿Buscar una imprenta y pedir X copias de libros y archivarlos todos en casa hasta que las hojas se vuelvan amarillas? Tampoco me resulta buena idea.

Pero ¿con qué me encuentro, sentada frente a mi pantalla? El mundo digital al cual estamos tan conectados. Aunque nos neguemos a ello, aquí estamos: yo escribiendo en mi computador, y vos leyendo en tu celu o en la pantalla de tu laptop.

Desde el principio, internet fue mi fuente de recursos, gracias a ella acorté distancias y ahorré tiempo, navegué y llegué a rincones que, con mis piernitas, no hubiera llegado. Entonces… ¿porque no aceptar los beneficios de ella y volcar mis conocimientos para que mi libro ingrese a internet, pero de mi mano?

Y aquí es donde mi proyecto se volvió completamente híbrido: diseñé mi propio EBOOK AUTOEDITADO y lo publiqué a través de mi plataforma virtual, desde mí espacio autogestionado, desde mi computadora, desde el principio hasta el final. Yo lo escribí, lo corregí, lo estructuré, armé el diseño, la tapa, incluso la tipografía de la foto es mi propia letra. La foto me la sacó una amiga (amiga, amiga, de esas personas que se merecen ese título), una tarde que nos juntamos a tomar mate, fumar, filosofar y matarnos de risa. Es mi baño, mi bombacha y mi cara de loca.

Aquí pueden encontrarlo y descargarlo en digital, por 5 dólares. Sí, tan solo 5 dólares. No hay intermediarios, solo vos, apoyándome a mí como autora independiente. Soy yo quién personalmente, te enviará a tu correo una copia en epub, o mobi, de mi librito. Ese dinero que vas a depositar, no va a corporaciones con miles de empleados que reciben un porcentaje mínimo, y a mí no me va a llegar los centavos que sobran. Con 5 dólares, accedés a un producto digital artesanal, pensado, diseñado y trabajado por años únicamente por mí. Con 5 dólares, mi sueño de escribir se convierte en realidad.

Así que aquí está, mi libro artesanal, autoeditado y autopublicado. Mi libro híbrido. Espero te guste, lo bajes, lo leas y pienses que esos 5 dólares fueron los mejores dólares gastados en tu vida.

https://cosasdeunairresponsable.com/mi-libro/

Si vendo uno solo, me compraré un café, y una medialuna, y será el mejor café de mi vida. Si vendo dos libros, con esos 10 dólares, compraré un buen vino, y brindaré por más éxitos en la vida. Si vendo diez libros, con esos 50 dólares, compraré un buen champagne y chocolates y pediré por más y más éxitos. Si vendo cien libros… si vendo cien libros… bueno, les cuento si llega ese momento.

Gracias por leer.

Ivana Taft.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Un sitio web WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: